Toda esta gente ha sido sometida al tercer grado...  y tu puedes ser el próximo... o no
Index
Diario
Bandas
Agenda
Nuevo Bolo
mp3
3er Grado
Publicar
 
 
Hi-Risers
 - Por Monteserín -

The Hi-Risers son un formidable trío de Rock & Roll a la vieja usanza, de gente que reivindica a Hank Ballard, clava los riffs a The Kinks y toca versiones de Bo Diddley, Buddy Holly o clásicos de doo wop . Además de rockabilly, surf y cualquier género de música popular norteamericana de los 50/60 que se les ponga a tiro. Más de diez años de carrera y un puñado de discos de larga duración (que yo sepa media docena larga, aparte de algún recopilatorio, como el suculento “Rockin’ Spree” o el disco en colaboración con Kaiser George) bajo esta matrícula les avalan, si bien ya llevan más años que carracuca, desde sus dorados días en el instituto, con otros nombres, dando la tabarra.

Sus directos, como ya hemos podido comprobar en varias ocasiones en Asturias, resultan fiestones de consecuencias no impredecibles como se suele decir, sino perfectamente predecibles: diversión, diversión y más diversión. Nada de tipos duros malo-macarras del lugar, ni poses vanguardistas para programas de Julio Ruiz. R&R al grano y sonrisas permanentes, en una perfecta comunión con el respetable(superando barreras linguísticas a base de buen humor), que se lo pasa pipa. Aparte de magníficas y sonrientes personas, tocan como los ángeles, con una rotundidad en directo que muy pocos grupos pueden mostrar y para más inri, con absoluta y sincera humildad. Estuvieron, Greg (voz y guitarra), Jason (batería) y Todd (bajo y voz) hace no mucho por estos lares presentando su última entrega “Once We Get Started” y el éxito fue arrollador (a estos niveles): El doble de público que en su visita anterior y eso que era un lunes.

Un par de meses más tarde, decido ponerme en contacto con ellos. Su simpático guitarrista, Greg Townson, tuvo a bien respondernos a este interrogatorio sobre orígenes, música, discos y su inminente gira con Barrence Whitfield por las españas.

Ahí os va…


Empecemos con preguntas no demasiado originales, ¿Cuál fue tu primera guitarra? ¿Qué edad tenías cuando empezaste a tocarla y a interesarte por el R&R?

Curiosamente, mi primera guitarra fue una guitarra española de cuerdas de nylon. Por aquel entonces yo era demasiado joven y no creo que llegase a saber tocar. Probablemente, me limitaba a rasguearla todo lo fuerte que podía y así hacer mucho ruido. ¡A día de hoy la cosa es bastante parecida! De todas formas, yo tendría unos ocho años.

La siguiente fue una guitarra acústica flat-top y fue cuando, de verdad, aprendí a tocar. Tenía unos 13 años. Creo que la primera canción que aprendí era “You Really Got Me” de The Kinks. ¡Era bastante difícil de tocar con una guitarra acústica!

Por último, me hice con una eléctrica, era una imitación japonesa de la Les Paul, no lo que yo quería de verdad, aunque no pasó mucho tiempo hasta encontrar la guitarra de mis sueños, una Fender Jazzmaster 1966. La pillé baratísima y aún la conservo. Toqué con ella muchos años, hasta que cambié a la Telecaster que tengo ahora. En casa tengo un montón de guitarras distintas que empleo en el estudio, pero la Telecaster es la mejor en la carretera: ¡Es indestructible!

En cualquier caso, yendo a mi interés inicial por el R&R, tenía yo 4 años cuando escuché a los Beatles tocar “Roll Over Beethoven” en un single y, desde entonces, estoy enganchado. “Please Mr. Postman” era la cara B. Todavía me encanta ese disco.

¿Cómo y cuando conociste a Todd Bradley?

La pregunta es, ¿POR QUÉ tuve que conocer a Todd Bradley? Mi vida sería mucho más sencilla si no le hubiese conocido... Nah, estoy de broma. Todd ha sido un magnífico compañero musical. Nunca he conocido a nadie con tanto talento natural para la música como él. Además, es uno de mis cantantes favoritos. Le conocí cuando yo iba al instituto. ¡Todd llevaba una copia del “Road To Ruin” de Ramones bajo el brazo! En aquella época, su hermano Mark tocaba el saxo en mi grupo. Cuando necesitamos un bajista, Mark propuso que Todd se ocupase del bajo y desde entonces, toco con él. Empezó de batería, pero aprendió muy rápido a tocar el bajo.

¿Qué puedes contarnos de tu experiencia en The Salamanders?

The Salamanders empezaron llamándose The Essentials. Era el mismo grupo. La primera actuación de The Essentials fue ¡teloneando a Ramones! Era una banda muy divertiday aprendíamos mucho sobre música. Solíamos ensayar tres veces a la semana e intentábamos aprender a tocar todos los estilos de música americana de raíces: R&R, Country, Surf, Doo-Wop, Soul, R&B. Era extraordinario. Yo bajaba a ensayar y allí estaba el hermano de Todd, Scott, ¡intentaba tocar el piano como Professor Longhair! Era una banda salvaje. Durante cierto tiempo tuvimos a Pee Wee Ellis, de la banda de James Brown, tocando con nosotros. Nos enseñó muchas cosas sobre música y aquellos conciertos eran bastante locos…

The Essentials publicamos un CD llamado “Gas Money” y cuando cambiamos nuestro nombre a The Salamanders sacamos uno titulado “Livestock In The Living-room”. Grabamos éste último con dos tíos de los Skeletons produciendo: Lou Whitney y D. Clinton Thompson. Acababan de sacar ese disco de Jonathan Richman, “Jonathan Goes Country” y me gustó tanto que dije: “Ahí es donde quiero grabar yo”. ¡Conducimos durante 24 horas para llegar al estudio!

Recuerdo cuando tocasteis en el Crossroad Festival en Gijón, en 2004. Fue a plena luz del día y el público no pareció prestaros la atención que merecíais. La segunda vez que vinisteis, tocasteis en un club pequeño y la cosa fue completamente diferente. Vuestra música no se hizo para escenarios grandes sino pequeños, un garito diminuto y caliente, ¿Estás de acuerdo con esto?

Prefiero los clubes pequeños, pero también disfruto tocando en festivales. Por cierto, Gijón es una de mis ciudades favoritas de España. Me lo pasé muy bien en el Crossroad Festival.

Sí, es mucho mejor poder interactuar con el público en un club pequeño. Para mí, ahí es donde se producen las mejores experiencias musicales. No me gustan los macroconciertos tipo estadio porque el juego de luces acaba siendo tan o más importante que la música. Ví a los Rolling Stones en un gran festival y me encantaron, pero había demasiados fuegos artificiales, pantallas de televisión y tonterías de ésas. ¡Sigo esperando que vuelvan a tocar en salas pequeñas!

¿Qué opinas de las mujeres españolas?

Hemos conocido a gente fantástica en todos los sitios a los que hemos ido, pero la gente de España sois los mejores. Las mujeres son absolutamente hermosas allí. He llegado a conocer mujeres extraordinarias allí, que se han convertido en buenas amigas. Ha sido muy agradable poder conocer gente en España.

Vuestro primer álbum, “Panic”, está actualmente descatalogado. ¿Llegará a ser reeditado?

No creo, se han vuelto a grabar algunos temas de ese álbum, así que no veo motivo para ello. A mi me gusta ese disco, de todas formas. “In The Spotlight” está también agotado, y parece ser que “Lost Weekend” y “The Art Fine Of Making Mistakes” lo estarán en breve.

Es triste, pero debemos elegir entre poner dinero para reeditar estos discos o bien sacar discos nuevos, ¡y yo prefiero sacarlos nuevos! Es genial que se agoten, pero me entristece que ya no haya copias disponibles. Al publicar el recopilatorio “Rockin’ Spree” pudimos mantener en circulación algunas de las canciones de esos CDs.

¿En qué te inspiras para escribir una canción? ¿De dónde sacaste la inspiración para componer “She’s Just Not My Wife”?

Me encanta escribir canciones y tengo mucha suerte de contar con colaboradores con mucho talento. Escribo canciones con Todd, Nick Crews, Johnny D y Allyson Bice. También escribo canciones solo. Es curioso, no sé de dónde vienen o cómo consigo la idea para ellas. Las mejores, simplemente, vienen a mí. Otras veces, tengo que trabajar duro con ellas hasta que las completo. “She’s Just Not My Wife” es una idea de Nick, ¡no mía! Me encanta esa canción, me alegra mucho que me hayas preguntado por ella. Nick tiende a escribir las más sombrías, como ésa o “You Lie There In His Arms (I Lie Beneath The Bed)" de "The Fine Art Of Making Mistakes". The Skeletons tocan esa canción actualmente.

¿Cómo es un día de semana para vosotros en Rochester? ¿Tenéis trabajos fijos y “respetables” o os apañáis para ganaros el pan con el negocio del rock and roll?

Los tres somos músicos a tiempo completo, salvo yo que, aparte, trabajo algunos días a la semana en una elegante tienda de discos de Rochester. ¡No consigo alejarme de los discos! A todas horas encuentro algo nuevo que escuchar. Acabo de dar con una copia del LP “Gimme Some Lovin’” de Spencer Davis Group. ¡Menudo discazo! Me parece increíble no haber escuchado ese disco antes.

Cuéntame algo de la escena rockera (bares, salas, festivales…) del área de Buffalo-Rochester. ¿Podrías recomendar algunas bandas a nuestros lectores?

Mi grupo favorito de aquí son Bobbie Henrie & The Goners. Son un fantástico trío de rockabilly / swing. Jim Symonds, que tocaba la batería con nosotros antes de que lo hiciera Jason Smay, toca con ellos. Jim participó en “Panic” y “In The Spotlight”.

¿Qué se siente al grabar para el sello Spinout Records de Eddie Angel?

Se siente uno muy bien. ¡Eddie sí que sabe del verdadero R&R! También me gusta trabajar con R&R Inc. en Madrid. Francisco, del sello, es un gran tipo. Ese sello es el mejor.

Se han oído rumores de que giraréis por España acompañando a Barrence Whitfield…

Sí, parece que así será. Tocamos con él el año pasado y resulta una combinación espléndida. Como dice la canción: “Será mejor que compruebes los cimientos, ¡vamos a echar abajo este garito!”, ¡Barrence es salvaje!

¿Cuándo grabareis un disco en directo? Vuestra última actuación en Gijón fue IMPONENTE…

¡Gracias! Me alegro de que te haya gustado el concierto. ¡Es una buena idea! Deberíamos hacerlo algún día. ¡Quizá la próxima vez que toquemos en Gijón! Me encanta tocar en directo. He estado tocando solo y lo disfruto también.

Supongo que estábais verdaderamente tristes cuando os enterasteis de que Bo Didley nos había dejado. Aquí tocasteis “Mona” como homenaje. ¿Vais a incluir “The Night Bo Didley Came To Town” en vuestro repertorio en los próximos conciertos? ¡Me encanta esa canción!

Me alegra que te guste ésa. Sí, fue triste enterarse de que Bo había muerto. Todd y yo tocamos para Bo en cuatro ocasiones diferentes. Fue una experiencia formidable acompañarle. ¡Menudo cantante! Nadie habla nunca de su voz, pero era muy muy bueno. La última vez que tocamos con él, Bo estaba ya en un estado de salud bastante delicado, pero fue bueno porque Jason estaba en el grupo y The Hi-Risers tuvieron la oportunidad de tocar con él por última vez.

Para acabar, ¿Te gustaría añadir algo más?

Simplemente, me gustaría agradecer de veras a todos los que vienen a nuestros conciertos y compran nuestros discos. ¡Tenéis ese “R&R Beat”! y gracias Jorge por la entrevista, muy buenas preguntas.

Ficha de Hi-Risers en Calzada News
 
Más entrevistas